Posteado por: inespiral | enero 3, 2008

Correr(se) en familia

De nuevo viajo a Madrid. Espero así cerrar la espita de turrón y multitudes. Y multitudes las ha habido desde luego. No sé. Esta ciudad sin tregua me inspira. Llegué el día 30 cuando una marabunta de católicos fundamentalistas se manifestaba en torno a los símbolos patrios de la plaza Colón ¡por la sagrada institución familiar! Por fortuna no descendieron al metro por el que deambulaba yo. (Rouco me recuerda a Roco, pura cercanía sonora…donde dije digo digo diego, verga, digo tiara…)

                                                                                 Fuente: El país.com

 

Yo deambulaba como Zazie[1], boquiabierta por los olores que emana las bolsas de patatas fritas y los periódicos rotos. El servicio de limpieza estaba en huelga, y eso se nota. Está bien, porque así notamos que la subcontrata de limpiadoras no trabaja por amor al arte.

Llegué a mi destino temporal, después de cenar en una casa por Lavapies, fuimos a tomar las uvas a la puerta del Sol. Era día 30 sí, pero una marea de jóvenes madrileños estaba allí, furor presente, dispuesta a celebrar las campanadas de fin de año con sus amigos, para así poder celebrarlas el día 31 con su familia. Lo que, de alguna manera, rendía pleitesía a la manifestación celebrada unas horas antes. “No mamá, papá, abuelita, aunque tenga 32 años pasaré el fin de año con la amplia o nuclear o monoparental institución. No os dejaré solos” Litros de calimocho, de cava, seguridad y simulacros de campanadas: El día 30 ingieres doce lacasitos, pelotazos, nueces, lo que quieras, y haces como si todo fuese cierto. También es una creación esto de los ritos de paso ¿no? y el día 30 el alcohol es más barato…así que…si no nos dejan prescindir de las tradiciones familiares y de los cómicos y horteras playbacks televisivos, inventamos un ritual paralelo con voz de falsete y todos contentos.

El lunes 31 a las ocho, la multitud que me encontré iba corriendo. “Huyen”, me dije. Pero no. Camino de Vallecas un río de camisetas naranjas coreaba himnos anímicos para terminar la San Silvestre. La San Silvestre es media maratón que se celebra cada año y que congrega a más de… personas. Los primeros veloces, los últimos barrigudos.  Desee secretamente ser uno de ellos, de los primeros y sin peluca, para poder salir del atasco de la M-30. Y después me los encontré en el metro, bien sudorosos para hacer juego con los túneles. Un vagabundo charlaba indignado con su amigo invisible, “¿Tu te crees? Correr es de conejos y caballos, pero no de personas, las personas no corren, que chorradas decir que eso de correr es natural –y entré en su campo visual- ¿Y tu que miras? ¿tu no te cansas cuando corres? Si te cansas es que no es natural, es algo artificial, buf…chorradas….” Ingenua, le traté de explicar que, allá por el paleolítico, los hombres ya tenían que correr en bandas de 15-30 individuos si querían cazar al mamut o que el tigre con dientes de sable no les cazase a ellos. Pero no funcionó. “¡Correr es artificial!ª”

                                                                              Fuente: El país.com

Enfrente había un anuncio alucinante de una revista católica. Era la tercera vez que me lo encontraba. Su rótulo principal era: “Mira a la realidad de frente. Un cristiano no utiliza condón”. En los tres minutos que faltaban para que llegase el metro salió inevitable el tema de la familia y la manifestación de Colón. Yo pensaba, “Me voy a hacer cristiana, con lo engorroso que es follar con condón…” y para aquel hombre, solo, viejo y loco, resultó que la Familia en letras mayúsculas si que era natural y eterno. Más que correr, por supuesto. Y era causa justa de congregación de los obispos (que tildan de ¡radical!! la política “laica” de Zapatero) ¿Será porque estaba solo, viejo y loco y no sabía lo que decía?, ¿Porque iba a pasar el fin de año en un rincón del metro y no tenía familia? Los vagabundos y los cardenales pueblan Madrid. (Hay pocos pero cunden) Y al día siguiente pude ver como un camarero filipino en Tribunal pateaba rabioso a uno de ellos. A un vagabundo, no a un cardenal, quiero decir. Aunque el vagabundo bien pudo acabar ahíto de cardenales…El vagabundo borracho quería salir del restaurante por la puerta de adelante, que ya estaba cerrada. Se puso pesado. El filipino, bajito, moreno, en apariencia amable, lo arrojó fuera. Como en una pelí de Far West futurista, le propinó un violento empujón hacia la calle fría y húmeda. Era su manera de decirle feliz año, ensucias mi bar. Y nadie hizo nada. Todos nos quedamos quietos. Y luego ya fue tarde. “Perdone, ¿a nosotros nos hubiese hecho lo mismo?” – dije mientras blandía mi tarjeta de crédito con chulería. Tarde. Frivolidad, injusticia y gente perdida y sola. Solo hace falta ver las estadísticas de suicidio y las del psicólogo. Pero no entiendo a 160.000 personas que se manifiestan en plaza Colón. Si, ya sé que no hay que juntar todo, pero son los mismos fanáticos que después critican la opresión del velo musulmán sobre la mujer y están dispuestos a retirar a sus hijos del colegio si su educación no es religiosa. Los mismos que sonríen complacientes al ver un cartel en contra de los anticonceptivos, etc. etc. (creo que hay 150.000 los seropositivos en España ¿o lo dicen en la radio por decir?) Libertad económica y puritanismo social. Niñas con minifalda a cuadros. Bravo bravísimi. Las sectas neocatecumenales están haciendo bien su trabajo. ¿En qué momento comenzó a parecer normal que los neoconservadores con tendencia paramilitar tomasen las calles? ¿Qué derecho creen que tienen para fiscalizar, decidir, moralizar sobre nuestra vida sexual y amorosa? ¿Será que el ultramontanismo…?



[1] Zazie en el metro de R. Queneau es un libro hilarante de los años 50 un libro hilarante de R. Queneau sobre la ruta turística parisina y su servicio de transportes, recomendable para todos aquellos que quieran visitar la ciudad del amor y los que no.


Responses

  1. Hola Inés, me alegro de encontrarte por la Red (casualidades…). Me ha gustado mucho este post sobre la multitud madrileña! ¿Dónde te metes? Espero que te vaya bien!

  2. Bueno, me imagino que así de primeras no sabrás quien soy. Pero bueno, así hay más suspense jeje


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: