Posteado por: inespiral | enero 3, 2008

Música y teatro en los bares…

Donoso y los Betorringas, Sinflow, un grupo de blues y Zobux y Nothink- Menos mal que existen bares donde resguardarse de los villancicos enlatados de los centros comerciales. Entre toses y fiebres apaciguadas he caído, casi sin pretenderlo, en una serie de conciertos y representaciones la última semana. Que no nos cierren los bares porque ¿a dónde irá todo este arte?

La habitación del Desafinado se fue llenando media hora antes del comienzo. Performance, música, recital y pintura. En el escenario tres sillas y un caballete, del que brotó el retrató del odio. En dos horas… perfiló y retocó los gestos sutiles de un rostro, a quien las patas de gallo, el rictus, la inclinación de las cejas, el blanco del ojo, hacían malvado. Impresionante. …jugó con el celofán y las cerillas. Habla bajito y tiene valor. Julio recitó poesías viejas (la ya querida Zaragoza, una brutal Espartaco) y poesías nuevas, que miraban al paraíso perdido de la infancia con una madurez singular, a marchas forzadas. Cuando él levanta la voz, el bar se calla. De los rincones cotidianos se despliega el universo y te hace soñar. Y Beto, Abel, Luis tocaron guitarras y armónica, a veces para acompañar, a veces composiciones en sí. Se compenetran y como no entiendo de acordes me abstendré de decir chorradas. Pero me gustó.  Nunca dejará de impresionarme como han capeado la marejada y vuelto a buen puerto. Son unos supervivientes enamorados de la música. Donoso y los Betorringas. Fue el jueves día 20.

El miércoles 26 “Sinflow” actuó en la Morrisey. Hacen teatro con poco decorado y mucho humor, lo que demuestra que no se necesitan grandes inversiones sino imaginación. Eso sí, disponían de un equipo de sonido que hacía ruiditos de agua, caídas, chasquidos y reproducía música. La primera mofa cayó sobre los grupos de Rap, malotes con sus camisetas holgadas acaban conquistados por un “Eva Maria se fue buscando el sol en la playa…” El squetch de caricaturas francesas, británicas e italiana quedaba algo cojo. Un garçon intelectual, dos policías británicos agitando cucharillas y una pareja di amore finito o infinito. Sinflow suele recurrir sin excepción a dos temas: el revolucionario edulcorado del 68 y el cine negro americano (“dejé a los chicos con la criada…”, “Yo era un soldado de Vietnam, amo la libertad, la justicia y la patria- y se estira los tirantes”) La gente comenzó a reír cuando entró en escena el tema sexual: el doblaje de una peli porno. Alfonso, un remilgado traductor llega a la sala de doblaje, “¿Qué es esto mmmmmmmmmmm….? Una mamada” Alfonso se siente inspirado para improvisar pero un genial…le corta de continuo.  Demasiada mamada, mucho gay y poca comida de coño. Puntos divertidos sí, aunque me gustó más el último espectáculo.

El jueves 27  en el Zorro me pidieron seis euros para entrar. Había un concierto de blues. Caí allí sin pretenderlo, pero me encantó, no recuerdo su nombre (si, ya sé, es importante) tocaban versiones de un blues a ratos desgarrado, extrovertido, melancólico. Un blues que daba ganas de vivir. Me dio la impresión de que llevaban años viviendo en un pueblo rehabilitado. Allí estaban sus amigos y familiares, coreando con entusiasmo. Y algunos despistados con gafas de pasta, con rizos, con cara de interés. Y la hija de la cantante desbordaba esa sonrisa que se te instala en la cara sin decisiones previas. Era como si las actuaciones y los años se hubieran superpuesto a los días. Los del grupo, por un lado eran muy naturales, por el otro tocaban y cantaban con una magia que calaba bastante más que la cerveza. ¿Música desnuda?

El viernes Zobux y Nothink, un duo madrileño tocaban en El arrebato. El arrebato es una sala oscura y estrecha. En su centro se yergue una columna que sujeta el techo pero que molesta mucho. ¿Hard rock? ¿metal? La gente estaba      al principio quieta, después comenzó el pogo. Pantis de mallas, botas, codazos, música rápida e intensa.

La mayoría de estos músicos y artistas, que calientan los agujeros de los bares y nuestros corazoncitos (melodrama, sarcasmo, sentimentalismo… eso y algo más es la cultura popular, ¿no?) ganan más bien poco con su música, cuando no tienen pérdidas, pero hacen lo que quieren y pueden. Y eso no tiene precio. Que no nos cierren ni los bares ni la noche, porque hay algo de irrepetible en los directos que parecen espontáneos y que no se encuentra ni en los cd´s originales ni en las descargas del emule.

Zaragoza, 30.12.2007.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: