Posteado por: inespiral | octubre 18, 2008

El día del medio: jueves

“En un pozo de café está girando el mundo”

Belen Gopegui.

 

El ruido de mi cama hueca es ya insoportable, rebusco entre la ropa recién apilada, me calzo y visto y salgo a correr. La niebla se escurre debajo del puente y el sol, redondo como una inmenso plato de judías, entra por las casas hasta decir adios. Su esfera perfecta compite con la luna que comienza su andadura. Hacía tiempo que no me ponía esas zapatillas, han acondicionado la rivera, los charcos han crecido y los perros se reconocen por detrás. Hay nuevas farolas y nuevos nombres, se han inventado parques, huele a conífera y a moho.

 

El mundo de los parados resulta inquietante sobretodo en otoño, cuando niños y madres han colgado de la nevera las actividades extraescolares, cuando los mayores planifican finiquitos, cuando se estrenan las nuevas temporadas de la tele y uno se dice que pronto habrá que adelantar la hora. Por cierto que la tele apesta más en estos tiempos, es un tópico decir que vamos a peor. Para los que se han acostumbrado a cierto desorden próspero, la incertidumbre también asusta. “Al borde de la recesión”, titulaba en portada El País el jueves pasado. Lejos del susto, son ellos quienes me producen. ¿Qué clase de patinaje neuronal hay que tener para decir “al borde de la recesión”? Se puede escribir al borde del abismo del caos de la locura del camino como la novela de la crisis…¿de la recesión? pero ¿es que en el recorte de personal echaron al corrector de estilo? “Si, si, estoy al filo de la desaceleración económica”, comenta el punto 8.000. “Aja- responde superavit -no sabes lo que te pierdes” Suspendo en cifras, citas y datos, me voy a México. Echare de menos sus lametazos tibios, sus poros abiertos, echare de menos la tersura de su voz, su forma de cantar y de mirar (en efecto), sus silencios, ese espacio compartido de carácter intangible. Echare de menos el desorden, la respiración, el sueño, sus cagadas, su forma de mover la cola. Mi perro Tango es el mejor perro del mundo. Si, si, es así. Echaré de menos el tiempo y tu lo sabes, pero no hay palabras públicas, comeré enchilados, beberé tequila, escribiré, en una de las ciudades más grandes del mundo. La bici rota en medio de mi cuarto parece arte dadá. Estoy.

 

Han contestado. Me voy a México: a La Jornada.


Responses

  1. Para inaugurar el día lunes, los bostezos, la monotonía de ponerte las bragas y el café, la nebulosa de recuerdos dispersos de otras mañanas en la cama, en otras camas, bajo otros cielos y otros findes de reventón… Me alegró leerte de mañana; la nueva estética del blog, tu alegría no exasperante, tus buenas noticias jornaleras y los lametazos de seres queridos. Fue un placer tu compañía. Lo seguirá siendo… la red es inconmensurable.

  2. Uf Inés, te voy a echar un motón de menos, y los que me rodean van a tener que oírme hablar un montón de ti. Porque ya sabes que cuando extraño a alguien lo nombro y lo nombro sin darme cuenta. Eso me lo dices tu
    En todo caso esto de la red es raro. Estoy segura de que te vas a Méjico y vuelves al blog. Escribe eh.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: