Posteado por: inespiral | agosto 25, 2009

Crímenes sexuales en el golpe Hondureño

Una joven hondureña fue violada este 14 de agosto con motivo de la represión desatada en Choloma, después de una toma de un puente por el Frente Nacional de Resistencia. La joven denunció en radio progreso que fue violada por cuatro policías en el piso de una patrulla de policía y que horas después la arrojaron al monte.

Con esta violación se incrementan los “crímenes” cometidos por parte de las fuerzas castrenses y policiales del gobierno facto de Honduras, que desde que se dio el golpe de Estado ha ejercido desapariciones, torturas, ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias con la complicidad del congreso, la corte suprema y la fiscalía de derechos humanos.

“Las mujeres, al ser detenidas, son golpeadas en las nalgas o la vagina- señala Suyapa Martinez, coordinadora técnica del CEM-H, Centro de Estudios de la Mujer de Honduras, que añade que con los golpes se da un trato vejatorio verbal, en el que todos los prejuicios de una sociedad patriarcal se desatan. “Los hombres tratan a las mujeres de perras- dice- con expresiones como  “¿porque no estás en tu casa, que andas haciendo en la calle?  “¿Quién te da derecho a hablar, perra, te mereces que te golpeen”, “si tu marido no te ha golpeado todavía yo si lo voy a hacer..”

Suyapa señala que hace dos semanas fueron violadas dos mujeres en Arauca, en la frontera sur de Honduras, cuando intentaban regresar de Nicaragua, y que otras tantas fueron colocadas desnudas a cuatro patas para  una inspección policial. Estas dos mujeres desistieron en sus intentos de ingresar en su país y pidieron refugio en Ocotal. “Tienen miedo de ingresar por esa zona, muy minada y controlada por el ejército y fuerzas paramilitares- indica Suyapa- y además carecen de dinero”

Por su parte Anarela Beles, historiadora, feminista del grupo Las Lolas, miembro de Se Libre, una asociación por la libertad de prensa asociada al FIDEX y al artículo 19, y dueña del café cultural Paradiso, indica que del 23 al 28 de julio, un grupo de mujeres del Movimiento de Indígenas Organizadas COPINH también fueron detenidas y violadas. “El ejército ignoró todas sus tradiciones-dice- ya que incluso cuando ellas hacen el amor con sus maridos no se desvisten”

El movimiento feminista en resistencia formado por casi todas las organizaciones de este signo del país como Centro de Estudios de la Mujer, CEM-H; Centro de Derechos de la Mujer, CDM; Las Lolas; Centro de Estudios Para el Desrrollo de Honduras, CESADEH; Acciones para Desarrollo Poblacional, ADP; Colectivo Feminista de mujeres universitarias, COFEMUH; El colectivo lésbico-catracho; la red de mujeres dela AmayaAmadory dela ColoniaCruzRoja. Sin embargo todavía no han logrado encontrar los datos cuantitativos de la represión de género ya que “la falta de información, el cerco mediático, las amenazas, los datos no desagregados del Frente de Resistencia y la propia actividad del movimiento” lo dificulta.

Además de los golpes sufridos el 15 de julio enfrente del Instituto Nacional dela Mujer, donde varias manifestantes protestaban por el nombramiento arbitrario de Maria Martha Díaz Velásquez para su dirigencia, los golpes recibidos en las manifestaciones se ceban sobre las mujeres cuando estas se hayan indefensas. En los chequeos policiales de las carreteras se efectúan tocamientos y en momentos de violación miembros de la policía les introducen  “toletes” por la vagina.

El día doce de la semana pasada fueron detenidas de manera arbitraria dos mujeres y llevadas a los bajos del Congreso Nacional y después al Core 7, centro ilegal de detención en la colonia “21 de octubre” donde se reunía la Contra en los años ochenta y que hoy es sede del grupo de fuerzas especiales “Los Cobras”. Una de esas mujeres fue la artista Alba Ochoa, que señala que en el momento de su detención “tan solo estaba en la calle y gritando que dejaran de golpear a un joven”. Alba Ochoa fue golpeada en la cara y cuerpo arrebatada su cámara fotográfica y vejada con insultos diversos. En esta operación, en la que fueron detenidas 27 personas, se suspendieron todas las garantías constitucionales. “No se nos dijo a donde íbamos, qué delito habíamos cometido, cuales eran nuestros derechos ni por cuanto tiempo íbamos a estar detenidos”, señala uno de los arrestados, que añade que miembros del batallón cobra les obligaron a firmar documentos con espacios en blanco. Tras un día de prisión, fueron juzgados dentro de una posta policial y se les dieron “medidas sustitutivas” por “robo y actos vandálicos”

“Es una lástima porque a menudo quien más se ensaña a golpes con las detenidas es la policía femenina, a quien le dimos formación en materia de igualdad de género”- indica Suyapa Martinez- “ahora estamos preparando una carta que vamos a enviarles: no pueden tratar así a sus hermanas”

Ante esta situación nada hacen los medios de comunicación nacionales, que se encuentran en manos de una élite dirigente (Ferrari, Canahuati, Wong Arevalo o Facussé) al servicio del gobierno de facto y que, según fuentes del diario El Libertador, financió directamente el golpe.

Supaya pertenece, además de al CEM, a la dirigencia del Frente Nacional de Resistencia y es diputada local por el partido de izquierda Unificación Democrática. Indica que en las manifestaciones al principio eran tratadas por la policía con más cuidado “como madres o hermanas”, pero luego “la rabia y el ensañamiento aumento”, “Es como si por ser mujeres no tuviéramos derecho a protestar en las calles- dice- como si nadie nos hubiera dado ese derecho, y la policía enfurece que seamos nosotras quienes gritemos “estudiar, aprender, para chepos (policías) nunca ser”…

“Ahora, en las manifestaciones del Frente, que a menudo acaban en enfrentamientos con los cuerpos militares, las mujeres más jóvenes se retiran antes, idean sus propias estrategias de salida, pero no por eso dejan de gritar- dice Suyapa Martinez que indica que, además de tener que enfrentarse a la policía, las mujeres han de hacer valer su espacio en el Frente de resistencia. “Los hombres de un mundo tan masculinizado no están acostumbrados a nuestra actividad- dice- cuando hay que nombrar las comisiones para entrar ala ONU, ala OEAo ir en lobby con cabildeos nunca se les ocurre nombrar una mujer. Cuando fuimos a San José logramos colocar tres mujeres de siete compañeros pero fue algo muy difícil. Esto de la inclusión es toda una experiencia y un aprendizaje para nosotras…”

Todo el movimiento feminista en resistencia coincide que la instauración del gobierno golpista en el poder podría conllevar grandes retrocesos en los derechos de las mujeres. En un país en el que el aborto está penado con 7 años de cárcel (aunque sea ejercido por una menor o fruto de una violación), las feministas estaban alcanzando con el gobierno de Zelaya tímidos avances, pero “pasos de gigante”, en materia de coeducación, derechos sexuales y de libertad personal. “Hace dos meses logramos que se bloqueara un proyecto de ley en el congreso que venía a penalizarla Píldoradel Día Después-dice Suyapa- con la cuarta urna iban a verse reconocidas muchas de nuestras garantías. Este o no este Mel Zelaya, nuestro objetivo es lograr que se de una Asamblea Nacional Constituyente que incluya derechos humanos básicos de las mujeres”

Ahora en el Centro de Estudios de la Mujer están temerosas de que su organización, que ha suspendido los programas que llevaba a cabo con el Ministerio Público,la Fiscalíayla Policía, en protesta por el golpe, pueda ser criminalizada.

“Creemos que podemos sufrir un cateo, porque comienzan a decir que de esta organización está financiando la resistencia, cosa que no es cierta, no tenemos nada que ocultar-dicen- pero nos preocupa que nos pongan pruebas falsas, como hicieron en la universidad con bombas molotov, porque está siendo la estrategia represora: las pruebas falsas y los juicios Express”

“El entorno de Micheletti tiene un grupo de mujeres muy tradicionales vinculadas con el Opus-Dei que vendrán a echar por tierra los logros que alcanzamos con la democracia y seguramente los acuerdos suscritos en conferencias como Beijing o Prado Alto – indica Anarela Beles- Creímos en la mediación internacional, ahora creemos que nuestra labor interna es mucho más importante ya que, aunque ningún país ni organismo quiere reconocerse como golpista, sus posturas de diplomacia y negociación son muy tibias”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: