Posteado por: inespiral | mayo 25, 2010

México: entre la impunidad y el electoralismo

México brinca de un escándalo a otro. Es la cuerda sin fin. Ahorita que comienzan las campañas electorales y spots políticos de dudosa honestidad, salen a relucir los trapos sucios de los años 90, cuando el país estaba a las puertas de abandonar su sistema de gobierno autoritario, pero engrasaba las cuerdas para que la impunidad y la corrupción permitieran a la élite dirigente seguir gobernando con la aquiescencia de una mayoría embrutecida por los medios de comunicación de masas.

Como en conversación en La catedral, cuando Zavalita pregunta: “Cuando se jodió el Peru?”, la periodista Carmen Aristegui preguntaba la semana a Roberto Madrazo, excandidato presidencial, víctima del fraude del 88 y autor de “El despojo”

– “¿Cuando se jodió México?”

Una pregunta que se plantean tantos al mirar a su alrededor.

Su respuesta fue: ” Cuando se abandono la visión de estado por la visión de empresa y…-añade- cuando Marta Sahagún (esposa del expresidente Vicente Fox) negociaba la ley Televisa…”

Y es que, en los años 90, En México se desmanteló la infraestructura sanitaria, educativa, agrícola y productiva hasta dejar a sus gentes a la deriva de los flujos financieros globales y de un actor fundamental: el narcotráfico, incrustado en la política de estado y en los paraísos fiscales, hasta el punto de que el Chapo Guzman aparece como uno de los hombres más influyentes del sistema. Y es que, a estas reformas, le acompañaron otras que cooptarían el imaginario de nación, como la “controvertida” Ley Televisa y permitirían que la impunidad, la maleabilidad interpretativa y el olvido fueran reglas de oro…

Hoy la parapolítica, el nepotismo y la corrupción reinan. Parece esto babilón. Y sería de risa sino fuera tan trágico y los bobos que manejan la situación no mataran gente y encarcelaran en penales de alta seguridad a inocentes.

Todavía resuena el escándalo de la semana pasada. En conversación con otro mandatario, el expresidente de La Madrid, Aristegui preguntó por el narco, por la corrupción, por el sistema legal.

De La Madrid contestó que “el sistema político mexicano funciona a base de la impunidad” y vino a decir que se arrepentía de haber nombrado a Salinas de Gortari, que tanto y tanto robó. Al oir estas declaraciones por la radio, senadores y diputados del PRI apagaron sus celulares, y se encaminaron apresurados a casa de la Madrid, para diagnosticarle demencia senil y obligarle a desdecirse.

– No estaba yo en posesión de mis facultades mentales-señaló horas después el expresidente a los medios.

Y todavía queda por leer el escándalo de la semana antepasada. El empresario argentino Carlos Ahumada, publicó un libro de cotilleos y revancha, “Derecho de Réplica” en el que desvelaba no solo asuntos de cama y de cana, sino como el dinero compra voluntades políticas y sindicales.

Hasta qué punto estos juegos forman parte de las campañas electorales, recrudecidas en una guerra sucia por los poderes deformes que dicen gobernar el país me es un misterio…

México está empantanado en un coladero del que resulta difícil escapar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: