Posteado por: inespiral | marzo 20, 2012

“La formación del Gentleman español…”, en la edad de Plata.

Se acaba de publicar el libro “La formación del gentleman español.  Las residencias de estudiantes en España (1910-1936)“,  de  Luis G. Martínez del Campo, una obra cuenta la historia de una serie de centros donde se educó la élite social que dio lugar a la llamada “Edad de Plata” de la cultura española.

A falta de una reseña más detallada por el momento, me hago eco de las palabras del autor que señala que este libro “contextualiza la residencia más conocida, la de Madrid, y da protagonismo a una serie de  centros análogos que lo tuvieron en su momento, pero que por el centralismo peninsular tal vez no han pasado a la historia”. Estos centros son los de Barcelona, Zaragoza, Jaca, Santander y Santiago de Compostela.

En ellos destacan figuras como Pierre Vilar, John B. Trend, Alberto Jiménez Fraud, Juan Ramón Jiménez, Edgar Allison Peers, Miquel Ferrà o José Castillejo o como Miguel Allue Salvador, del que apenas se conocía su faceta de Director de la residencia de Zaragoza y los viajes que hizo a Cambridge, Oxford y Manchester para inspirarse en el modelo de los college y los residencial Hall Ingleses de las “red-brick universities”. Y es que “estos establecimientos tenían como objetivo restaurar los colegios mayores suprimidos en el reinado de Carlos IV y para ello basaron su proyecto pedagógico en las instituciones educativas existentes en el Reino Unido”.

En la vereda aquellos años quedaron proyectos que no llegaron a nacer, como el de Salamanca, que se quiso impulsar en 1914, pero cuyo promotor se enemistó con la Junta de Ampliación de Estudios (JAE) al viajar a Francia en vez de a Inglaterra como fuente de inspiración, y de la cual, por aquellos años, dejó de ser rector Miguel de Unamuno.

A través del análisis de una serie de educadores y educandos, este libro trata de cubrir pues un vacio existente en la historia de la educación en España. Lo hace a través de un riguroso análisis de cada centro, de las conexiones entre ellos y de las influencias británicas que tuvieron, sin menoscabo de algunas anécdotas de la vida cotidiana de la nueva élite cultural española, como el hecho de que uno de los objetivos principales de las residencias era “cuidar a los estudiantes y evitar que no se metieran en revueltas en la ciudad”.

Más información sobre el libro en: Zaragoza, Institución Fernando el Católico, 2012.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: